viernes, 2 de diciembre de 2016

Evidencia del uso de AAS en el tratamiento de las lesiones de origen venoso

Oral aspirin for treating venous leg ulcers

Oliveira Carvalho PE, Magolbo NG, De Aquino RF, Weller CD. Oral aspirin for treating venous leg ulcers. Cochrane Database of Systematic Reviews 2016, Issue 2. Art. No.: CD009432. DOI: 10.1002/14651858.CD009432.pub2.

La aspirina tiene algunas propiedades bien conocidas, incluyendo: alivio del dolor (analgésico), reducir la inflamación y la fiebre, y servir como anti-coagulante. Existe base científica para decir que el tratamiento con aspirina puede mejorar el tiempo de curación y disminuir el número de episodios recurrentes de las lesiones en miembros inferiores de origen venoso.El  bajo costo de la aspirina y el uso de este medicamento como coadyuvante a la compresión , lo convierten en un agente preventivo asequible para las personas con con estas lesiones en todos los países.

En una reciente revisión de la Cochrane en la que se incluyeron  ensayos clínicos controlados y aleatorios (ECA) que compararon aspirina oral con placebo o ninguna intervención de fármaco (en presencia o ausencia de terapia de compresión) para el tratamiento de personas con úlceras venosas de pierna, se encontraron 62 estudios. 
Se incluyeron dos ECA de aspirina oral (300 mg / día) administrados además de la compresión , en comparación con la compresión y el placebo, o la compresión sola. 
Hasta la fecha, el impacto de la aspirina ha sido examinado en dos ensayos clínicos aleatorios, ambos con un pequeño número de participantes. 

El primer ECA se realizó en el Reino Unido (n = 20) e informó que la administración diaria de aspirina (300 mg) además de vendajes de compresión aumenta tanto la tasa de cicatrización, como el número de participantes curados en comparación con el placebo. 38% de los participantes que recibieron aspirina curaron completamente en comparación con 0% en el grupo placebo. 
El estudio identificó los beneficios potenciales de tomar aspirina como un complemento a la compresión, pero el tamaño de la muestra era pequeño, y ni el mecanismo por el cual la aspirina mejoró la cicatrización y sus efectos sobre la recurrencia fueron investigados. 

En 2012 un ECA en España (n = 51) comparó la administración diaria de aspirina (300 mg) además de los vendajes de compresión con una compresión solo durante un período de cinco meses. Hubo poca diferencia en las tasas de cicatrización completa entre los grupos (21/28 aspirina y 17/23 vendajes de compresión solo), pero el tiempo promedio de curación fue más corto (12 semanas en el grupo tratado vs 22 semanas en el grupo de compresión) y el tiempo promedio de recurrencia fue mayor en el grupo de aspirina (39 días en comparación con 16,3 días en el grupo de compresión solamente). Aunque este ensayo proporciona algunos datos limitados sobre el uso potencial de la terapia con aspirina, el tamaño de la muestra (sólo 20 pacientes) era demasiado pequeño para que pudieran sacar conclusiones significativas. Además, los pacientes sólo fueron seguidos durante 4 meses y no había información sobre los resultados con el placebo.

No es de extrañar que los revisores concluyeran  que la baja calidad de los ensayos indicaran que actualmente no hay suficientes evidencia para sacar conclusiones definitivas sobre los beneficios  de la aspirina oral en la curación y la recurrencia de las úlceras venosas de la pierna.



No hay comentarios:

Publicar un comentario