Miel en el tratamiento de heridas: actualizando evidencias



by LEU
La eficacia de la miel (como producto sanitario bien en forma de apósitos o en forma de solución viscosa) en el tratamiento de diversos tipos de heridas es un tema sujeto a controversia. A pesar de referencias históricas que citan su uso, hasta hace poco tiempo las evidencias científicas no dejaban de ser anecdóticas y no permitían tomar decisiones fundamentadas.

Sin embargo el número de investigaciones sobre el uso de productos con miel para tratar heridas ha aumentado en los últimos años, así como el interés de la comunidad científica. Lo demuestra el hecho de que el Grupo de úlceras de la Colaboración Cochrane ha realizado hasta 3 revisiones sistemáticas sobre el tema (en 2008, en 2013 y en 2015, las más reciente).

En esta entrada repasaremos las principales conclusiones de la última revisión sistematica realizada (Jull A, Cullum N, Dumville J, Westby M, Deshpande S, Walker N. Miel como tratamiento tópico para heridas. Cochrane Database of Systematic Reviews 2015 Issue 3. Art. No.: CD005083. DOI: 10.1002/14651858.CD005083). 

Se examinaron las pruebas acerca de los efectos de la aplicación de miel en la cicatrización de cualquier clase de herida. Se encontraron 26 estudios (ensayos aleatorizados o cuasi-aleatorizados) con un total de 3011 pacientes con diferentes tipos de heridas. La miel se comparó con muchos tratamientos diferentes en los estudios incluidos.

Se ha utilizado el sistema GRADE para establecer los nivel de evidencia:

-       Alta calidad: Es muy poco probable que futuras investigaciones cambien la confianza en la estimación del efecto.
-       Calidad moderada: Es probable que futuras investigaciones puedan modificar nuestra confianza en la estimación del efecto y pudiera cambiar su valor.
-       Baja calidad: Es muy probable que futuras investigaciones modifiquen nuestra confianza en la estimación y cambiar su valor.
-       Muy baja calidad: Hay incertidumbre sobre la estimación de efecto.

Las evidencias actuales del efecto del uso de apósitos de miel en diferentes tipos de heridas son

-       Evidencias de alta calidad
o   Quemaduras de espesor parcial. Tratadas con apósitos de miel cicatrizan mas rápido (4,7 días menos) que con apósitos convencionales (film de poliuretano, gasa de parafina, o lino estéril). Aunque estos productos no serían los tratamientos más eficaces en la cicatrización de quemaduras, y no se han hecho estudio de la miel frente a tratamientos más eficaces.

o   Quemaduras tratadas con apósitos de miel NO hay diferencias en el riesgo de cicatrización (RR 1,0; IC95% 0,98 – 1,02) respecto al tratamiento con Sulfadiacina de plata. En este sentido, habría algunas evidencias de la Sulfadiacina de plata podría retrasar la cicatrización de quemaduras.

-       Evidencias de calidad moderada
o   Heridas post-operatorias infectadas tratadas con miel cicatrizaron mas rápidamente que con lavados con antisepticos y apósitos de gasa (RR de cicatrización 1,69; IC95%: 1,1 – 2,61) y con menos efectos adversos.

-       Evidencias de muy baja calidad
o   Úlceras por presión tratadas con miel cicatrizan más que las tratadas con solución salina (RR de cicatrización 1,41; IC95% : 1,05 – 1,90).

o   Gangrena de Fournier tratada con miel cicatrizó mas rápido (8 días menos de media) que las tratadas con solución de Eusol (hipoclorito).

No hay evidencias concluyentes del efecto de la miel con respecto a los productos con los que se comparó  en:

-       Ulceras venosas de las piernas.
-       Heridas agudas menores.
-       Úlceras de pie diabético
-       Úlceras por Leishmania
-       Heridas crónicas mixtas.

Por tanto, actualmente no es posible establecer conclusiones generales sobre el efecto de la aplicación de miel en la cicatrización de heridas, debido a que muchos de los estudios son de baja calidad metodológica. El efecto favorable de los apósitos de miel en la cicatrización de quemaduras de espesor parcial necesitaría confirmación frente a productos de tratamiento más eficaces que los usados en estos estudios (gasa parafinada, film poliuretano) como serian apósitos de hidrogel u otros.

Es necesaria más investigación y con mejores diseños en los estudios, sobre la eficacia de la miel sobre diversos tipos de heridas.

¿Cuál es vuestra experiencia en el empleo de productos de miel en el tratamiento de heridas? Dejad vuestros comentarios.

 

Comentarios

  1. A pesar de tener evidencia de baja calidad, en la práctica diaria, las gasas emprendas con propoleo que se comercializan en la Argentina, autorizadas por el ANMAT han dado buen resultado, sobre todo en lesiones con tejido en fase de granulacion.

    ResponderEliminar
  2. Las heridas eran manejadas legendariamente asi con excelentes resultados obtenidos, debemos seguir en la busqueda de mejores tratamientos muy buen articulo los felicito.

    ResponderEliminar
  3. Las heridas eran manejadas legendariamente asi con excelentes resultados obtenidos, debemos seguir en la busqueda de mejores tratamientos muy buen articulo los felicito.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Técnicas para medir la superficie de una úlcera; ¿son fiables?

Prevención , basada en la evidencia, de las úlceras por presión en unidades de cuidados intensivos

Cuestionario de conocimientos sobre prevención de úlceras por presión CPUPP-37: elaboración y validación de contenido