martes, 10 de febrero de 2015

La perfusión arterial periférica: ¿es adecuada para la curación de la herida?


Articulo de DeAnna Holtman publicado en el 2008, en el que se plantea el diagnostico y el tratamiento de las ulceras de pierna.
Cabria preguntarse ....¿ si todas estas medidas están vigentes hoy en día?

 
La Enfermedad oclusiva arterial periférica- Peripheral arterial occlusive disease (PAOD) pueden inhibir gravemente o impedir la curación de las extremidades inferiores y ulceraciones del pié. La historia y los hallazgos físicos en consonancia con PAOD se examinan y las características típicas de las ulceraciones isquémicas,  venosas, y neuropáticas se comparan y contrastan. Se resumen las pruebas técnicas de diagnóstico no invasivas utilizadas actualmente para confirmar el diagnóstico de PAOD.

CONCLUSIONES
  • Un paciente con una úlcera del pie, que tenga un valor  importante de insuficiencia arterial, suficiente como para retrasar o impedir la curación, debe ser referido a un especialista vascular para una nueva evaluación. 
  • A menos que  una abrumadora infección esté presente, el desbridamiento de heridas se aplazará hasta que la perfusión arterial se haya restaurado.    
  • Mediante la eliminación de tejido necrótico se hará  una herida aún más grande, que también será incapaz de sanar. 
  •  Las úlceras arteriales y el tejido  gangrenoso seco deben mantenerse seco. Los apósitos que promueven la cicatrización húmeda de la herida tienden a promover el crecimiento bacteriano y pueden exponer la herida y los tejidos circundantes a la infección.
Además, la terapia de compresión, un pilar en el tratamiento de úlceras venosas de estasis, debe utilizarse con precaución en las ulceraciones con enfermedad oclusiva. 

  • Aquellos con un ITB (índice tobillo-brazo) de  0,8  o más puede y debe ser tratada con compresión de hasta 35 mmHg-40 mmHg. 
  • Compresión de 17 mmHg-25 mmHg pueden ser utilizados en aquellos pacientes con una ITB <0,8 pero> 0.5. 
  • La compresión (vendaje) no debe utilizarse en aquellos con una ITB <0.5.
Es importante que los médicos sean capaces de identificar con precisión las ulceraciones que no son susceptibles de curar sin revascularización. Por lo tanto, una rápida referencia a especialista vascular se puede hacer esperar a promover la preservación de las extremidades.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada