martes, 11 de agosto de 2015

¿ Una lectura critica de la cura en ambiente húmedo ?



Curación húmeda de heridas

Hay dos documentos con frecuencia citado como evidencia de que la cicatrización de heridas es mejor en un ambiente húmedo. Ambos documentos fueron publicados en la década de 1960 en la revista científica Nature.  

El primero fue publicado en 1962 por George Winter trabajando en Londres, Reino Unido. En el informe describe cómo las heridas de piel de grosor parcial se han creado utilizando un bisturí en la piel de los cerdos blancos grandes. Las heridas fueron divididas en dos grupos. Heridas de control se a que sane la exposición directa al aire y la formación de una costra. Heridas experimentales se mantiene húmedo cubriendo en la película de polietileno. Seis heridas de control y 6 heridas experimentales fueron creadas en el cerdo y las heridas se examinan bajo el microscopio (probablemente después de la escisión herida) en los días 1, 3, 5, 7, 9 y 11. A  los 3 días que había más de curación (epitelización) en el grupo de ambiente húmedo en comparación con el grupo control. En cinco días las heridas en ambiente húmedo se curaron y en 7 días todas las heridas incluyendo el control de las heridas sanaban.

El segundo estudio fue publicado en 1963 por Hinman y Maibach de California. En su estudio en voluntarios sanos adultos  se realizaron  pequeñas heridas en la parte interna del antebrazo. Un antibiótico (neomicina) se aplicó a todas las heridas y las heridas de control quedaron expuestas al aire para curar como una costra. En las heridas experimentales  se utilizó polietileno para cubrir las heridas. Los días 3, 5, 7 y 9 las  heridas fueron biopsiadas con un punzón de 8 mm y se examinan bajo el microscopio. En 7 días todas las heridas fueron curadas, el control (en seco) y experimental (húmedo). A los 5 días había más curación en el grupo experimental, 

En el momento de estos experimentos el rigor experimental no estaba tan bien desarrollado como lo esta hoy. Hay una serie de problemas con estos experimentos y su interpretación. 

En primer lugar sólo un número limitado de comparaciones se realizaron. Es posible que sólo dos cerdos se hayan utilizado y los resultados positivos en humanos sólo se refieren a tres voluntarios. En biología hay una considerable variación natural entre los sujetos y es importante que estas comparaciones se realicen muchas veces más para asegurar que los hallazgos no son al azar. 

En segundo lugar, los observadores no fueron cegados en cuanto a que heridas eran experimentales y cuales control. En estos estudios no ciegos, como existe un potencial real para las expectativas del observador puede influir en los resultados. Este suele ser un error involuntario en el que el observador tiende a equivocarse al reportar los resultados que se esperan. Hoy en día cegar al observador se considera esencial.

Si aceptamos los resultados, entonces la única conclusión de que podemos hacer es que las heridas de espesor parcial en cerdo blanco y la parte interna del antebrazo de voluntarios humanos pueden sanar un poco más rápido cuando están cubiertas de polietileno y esto puede ser potenciado si los antibióticos tópicos se aplican en primer lugar. 

Este es un largo camino desde la situación actual en donde se considera que las heridas cicatrizan antes con ambiente húmedo, cualquiera que sea su causa  o  enfermedades del paciente. Es evidente que hay un abismo entre estas heridas experimentales en cerdos y hombres jóvenes y sanos, y las condiciones de la curación de una úlcera en la pierna con insuficiencia venosa y la enfermedad arterial complicada por la diabetes y el tabaquismo. 
Las úlceras son también por la pérdida de definición espesor del epitelio y las heridas totalmente diferente en términos de curación en comparación con las heridas de espesor parcial descriptor en estos experimentos. 

Finalmente, incluso si aceptamos que la cicatrización de la herida en ambiente húmedo ha tenido un impacto significativo en estos experimentos se traduce esto en la diferencia del mundo real cuando se trata de heridas en pacientes. En estos experimentos todas las heridas se han curado en ambiente húmedo o seco y la única ventaja era de 2 días en el grupo de ambiente húmedo. 

Una gran industria ha crecido en torno al concepto de curación de las heridas en ambiente húmedo. A veces se puede sentir y oír en la literatura y en la clínica, como si no hubiera otra manera de que una herida pudiera curar, cuando en realidad las pruebas que sustentan este enfoque son escasas y experimentales. Ninguno de estos estudios con frecuencia citado, demuestra que la cicatrización de heridas en ambiente húmedo es una herramienta útil en la curación de heridas en pacientes, aunque es poco probable que sea perjudicial. El polietileno fue el apósito que creaba el ambiente húmedo y que era de uso común, ya que es barato y abundante, pero los costos asociados con el cuidado de heridas son muy altos. Entonces la pregunta actual es: ¿Hay en la actualidad cientos de productos de uso corriente, con escasa evidencia para apoyar su uso?



  • Winter GD. Formation of the scab and the rate of epithelization of superficial wounds in the skin of the young domestic pig. Nature 1962; 193: 293-294.
  • Hinman CD, Maibach H. Effect of air exposure and occlusion on experimental human skin wounds. Nature 1963; 200: 377-378.
  • Parnham A. Moist wound healing: does the theory apply to chronic wounds. J Wound Care 2002; 11: 143-146.