jueves, 20 de diciembre de 2012

DOCUMENTO DE CONSENSO Criterios de derivación entre niveles asistenciales de pacientes con patología vascular. Documento de consenso SEMFYC-SEACV



La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC) y la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV) han elaborado, mediante un grupo de trabajo conjunto, un documento de derivación entre niveles asistenciales de los pacientes con las principales patologías vasculares: enfermedad arterial periférica, insuficiencia venosa y pie diabetico. 

Se han definido las responsabilidades y habilidades requeridas de cada nivel asistencial y también los criterios de derivación mutua, así como los de priorización. La elaboración de este documento consensuado pretende aportar una herramienta eficiente que asegure la continuidad en la asistencia sanitaria, respetando siempre las particularidades y necesidades específicas de cada zona sanitaria.

En este sentido, se ha pretendido abordar la patología arterial periférica, el pie diabetico y la insuficiencia venosa crónica con 4 objetivos fundamentales:
1. Determinar el perfil del paciente cuyo seguimiento ha de ser realizado de forma prioritaria en cada nivel asistencial.
2. Establecer las competencias que deben asumir el médico de AP y el ACV en cada caso.
3. Fijar los criterios de derivación en ambos sentidos.
4. Marcar los criterios de priorización en las derivaciones


Bellmunt Montoya S, et al. Criterios de derivación entre niveles asistenciales de pacientes con
patología vascular. Documento de consenso SEMFYC-SEACV. Aten Primaria. 2012. doi:10.1016/j.aprim.2012.03.001

martes, 18 de diciembre de 2012

Opciones de tratameinto y manjeo del biofilm













RECOMENDACIONES
El desbridamiento frecuente es fundamental para la gestión del el biofilm . 
Los autores recomiendan desbridamiento semanal de la herida hasta que se convierte en auto sostenible y acercarse el cierre.

El  estudio  incide en la eficacia del diagnóstico molecular y el tratamiento de la biocarga para todas las heridas crónicas, independientemente de los signos clínicos de infección. 
Las combinaciones tópicas de medidas Antibiofilm + Antibióticos también se recomiendan como tratamientos de referencia con, significativamente, mayor las tasas de curación.
Las heridas crónicas requieren  de múltiples estrategias, que los autores apoyan fervientemente.

Sin embargo, la gestión de la carga biológica se entiende como sinérgica a todos. 
Dentro de nuestras propias unidades clínicas, estas opciones de manejo del biofilm ha impactado significativamente en las tasas de éxito y a significado una modificación en las limitaciones impuestas a estos productos.


Curtis E. Jones and John P. Kennedy
ADVANCES IN WOUND CARE, VOLUME 1, NUMBER 3  2012 

martes, 11 de diciembre de 2012

Shape Risk Scale para prevenir úlceras por presión

El articulo publicado en  el International Wound Journal y titulado: Concordance of Shape Risk Scale(SRS), a new pressure ulcer risk tool, with Braden scale y cuyos autores son Esa T. Soppi, Ansa K. Iivanainen, Pasi A. Korhonen, nos presenta un estudio de concordancia entre esta escala y la de Braden.

El estudio se llevó a cabo en 2010 y 2011 en 23 centros (12 centros de salud y once pabellones del Hospital Central) y en la atención domiciliaria. Los formularios de recogida de datos incluye  la historia médica de la pacientes y la naturaleza y  organización de el departamento involucrado en el estudio, junto con datos sobre el personal de enfermería. La la piel de cada paciente fue examinada minuciosamente y su condición fue evaluada enfermeras especialmente entrenados en el uso de la Braden y la SRS . Las úlceras por presión observadas, se clasificaban según la clasificación EPUAP.
La nueva escala incluye cinco categorías de evaluación de riesgos: La movilidad y la actividad física, La conciencia y la percepción sensorial, Índice de masa corporal , La forma del cuerpo y la temperatura de la piel.


Los resultados obtenidos ponen de manifiesto que los dos métodos de medición ,claramente diferentes  en factores fisiopatológicos, pueden dar resultados similares lo que reitera la multiplicidad de factores fisiopatológicos en el desarrollo de úlceras por presión. 
El uso combinado de SRS y Escalas de Braden parecen identificar una población con un riesgo extremadamente alto de úlcera por presión .
La mayor ventaja del SRS frente a Braden,  es que se identifica correctamente a pacientes con bajo riesgo de úlceras por presión. El valor predictivo de SRS en la úlcera por presión aún debe ser evaluado.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Decisiones basadas en la evidencia para el cuidado de las heridas


  1. FE Brölmann 1 ,
  2. DT Ubbink 1,2, * ,
  3. EA Nelson6 ,
  4. K. Munte 5 ,
  5. CMAM van der Horst 3 ,
  6. H. Vermeulen 1,4
Artículo publicado por primera vez en línea: 6 JUL 2012

Antecedentes:
Las decisiones sobre el tratamiento local de las heridas  varían entre los cirujanos y con frecuencia se basan en la opinión de expertos. El objetivo de este meta-análisis fue recopilar mejores datos disponibles de las revisiones sistemáticas con el fin de formular conclusiones para apoyar las decisiones basadas en la evidencia en la práctica clínica.

Métodos:
Todas las revisiones sistemáticas Cochrane (CSR), publicado por las heridas de Cochrane y periféricos Grupos enfermedades vasculares, y que investigó las intervenciones terapéuticas y preventivas, se realizaron búsquedas en la Base de Datos Cochrane hasta junio de 2011. Dos investigadores de forma independiente clasificaron cada intervención en cinco niveles de evidencia del efecto, según el tamaño y la homogeneidad y el tamaño del efecto de los resultados.

Resultados:
Después de analizar 149 CSR, 44 opiniones relevantes fueron incluidos. Estos contenían 109 conclusiones basadas en pruebas: 30 de úlceras venosas, 30 en las heridas agudas, 15 de úlceras por presión, úlceras diabéticas en 14, 12 de las úlceras arteriales y ocho en diversas heridas crónicas. Fuertes conclusiones se pueden extraer sobre la eficacia de: la ultrasonografía terapéutica, los colchones, los métodos de limpieza, cierre de heridas quirúrgicas, la miel, la profilaxis antibiótica, la compresión, la lidocaína-prilocaína, injertos de piel, antisépticos, pentoxifilina, el desbridamiento, la terapia de oxígeno hiperbárico, colonias de granulocitos factores estimulantes, prostanoides y la estimulación de la médula espinal.

Conclusión:
En algunas intervenciones, el cuidado de heridas, existen pruebas sólidas sobre la cual las decisiones clínicas se deben basar.
Copyright © 2012 British Journal of Surgery Society Ltd. Publicado por John Wiley & Sons, Ltd.